9.1.07

Una sujeción al YO

Estoy en una carta, nadie me conoce más que el remitente.
Acostumbrado a que me defina a través de la tinta
¡Y que forma tan trillada la de la tinta!
Si a cada momento define el destino de los escritores
Como si en todo momento su aroma, su textura
Su sabor…

Estuviese en la boca del escritor


Quien puede, más que el escritor,
Saber qué es lo que escribe
Por qué así… (mis voces se pierden)

A través de los espacios, el escritor define, para sí
Su destino.

A veces se mata,
A veces deja que lo maten

Que lo maten los fantasmas del pasado que no olvida…que está presente.

2 comentarios:

Penny Lane dijo...

alooo

gracias por el trip a guadalajara, que fue de lo mejor!!!

muchos abrazossssss

ciao!!

eres chidísimo!

Anónimo dijo...

el texto es de quien lo necesita, no de quien lo escribe.